Fundadora de las Siervas de San José
El Papa hizo pública ayer la fecha en la que declarará santa a la beata Bonifacia Rodríguez de Castro, fundadora de las Siervas de San José y muy vinculada a la ciudad de Zamora, donde vivió y trabajó entre 1883 y 1905. La congregación fundada por ella y la Diócesis de Zamora se preparan para peregrinar a Roma y asistir el 23 de octubre a la ceremonia de canonización.

(Luis Santamaría/Zamora/InfoCatólica) En el mediodía de ayer, Benedicto XVI se ha reunido con los cardenales en un Consistorio ordinario público en el que ha declarado solemnemente que puede procederse a la canonización de la Madre Bonifacia Rodríguez de Castro, fundadora de las Siervas de San José, que había sido beatificada por Juan Pablo II en 2003. Ese mismo día el Papa canonizará también a los beatos italianos Luigi Guanella y Guido Maria Conforti. La ceremonia de canonización tendrá lugar en Roma el domingo 23 de octubre, jornada mundial de las Misiones (DOMUND). En la eucaristía que presidirá el Papa se leerá el decreto de canonización de la beata Bonifacia y de otros dos beatos italianos: Luigi Guanella, fundador de dos congregaciones que trabajan con marginados, y Guido Maria Conforti, fundador de los Misioneros Javerianos.

El 27 de marzo de 2010 Benedicto XVI autorizó la promulgación del decreto que reconocía oficialmente el milagro atribuido a la intercesión de la beata Bonifacia Rodríguez de Castro (1837-1905), fundadora de las Siervas de San José, y muy vinculada a la ciudad de Zamora, donde continuó con la congregación religiosa que había iniciado en Salamanca.

La Madre Bonifacia, como se la conoce en Zamora, fue beatificada por Juan Pablo II en Roma el 9 de noviembre de 2003. Fue una mujer que luchó por la educación de la mujer durante los últimos años del siglo XIX y tuvo mucho que ver con la ciudad de Zamora donde vivió entre 1883 y 1905, año en que falleció, siendo enterrada en el Cementerio “San Atilano” de la capital. Sus restos fueron trasladados en 1945 a Salamanca donde reposan, desde 1949, en un mausoleo construido en la capilla del Colegio de la Casa Generalicia de las Siervas de San José.

Actualmente, se encuentran en Zamora dos comunidades de las Siervas de San José: el Centro educativo concertado “Divina Providencia” situado en la Calle de la Reina, 9, en el mismo emplazamiento en el que la Madre Bonifacia tuvo su casa taller, y el Colegio “San José”, ubicado en la Avenida de Requejo, 5.

La Diócesis de Zamora, a través de la Delegación Diocesana de Religiosidad Popular, organizará una peregrinación a Roma para participar en la canonización de la Madre Bonifacia. Es posible que se haga de forma conjunta con la congregación de las Siervas de San José y con la Diócesis de Salamanca, donde reposan los restos de la fundadora.

Anuncios